Aloclair Plus

Composición
 

Los componentes de Aloclair plus van a actuar de forma sinérgica permitiendo una protección mecánica, calmar el dolor, reducir la inflamación y facilitar la hidratación de la zona afectada. Estos componentes son:

PVP (PoliVinil Pirrolidona): El PVP es un material sintético que es capaz de forma una película protectora que se adhiere a la úlcera proporcionando de forma mecánica, una protección al cubrir las terminaciones nerviosas que han quedado al descubierto con la aparición del afta.

Esta protección hace que se reduzca sensiblemente el dolor, se promueve la curación, y contribuye a la cicatrización de la herida.

Aloe Vera: Es un excelente limpiador y antiséptico natural (contiene al menos seis agentes antisépticos: lupeol, ácido salicílico, nitrógeno de urea, ácido cinámico, fenol y azufre), que penetra fácilmente en la piel y en los tejidos, que actúa como anestésico calmando todo tipo de dolores (especialmente los musculares y de las articulaciones), que posee una gran actividad bactericida, que también destruye numerosos tipos de virus y hongos. Es anti-inflamatorio, anti-pruriginoso, altamente nutritivo (contiene vitaminas, minerales y azúcares), dilata los capilares sanguíneos incrementando la circulación en la zona afectada, descompone y destruye los tejidos muertos que favorece el crecimiento celular normal (acelerando la curación de llagas y heridas), hidrata los tejidos y es antipirético.

Ácido Glicirretínico: Es uno de los componentes esenciales de la planta Glycyrrhyza glabra L. (regaliz). Se utiliza tópicamente en las inflamaciones alérgicas o infecciosas de la piel y posee capacidad anti-inflamatoria.

Otra propiedad, es la regulación en la producción de ácidos grasos por las glándulas sebáceas interviniendo por tanto en la hidratación de la piel.

Puede actuar como vehículo útil para varios fármacos usados tópicamente; no sólo son relevantes sus efectos antiinflamatorios y antivirales, sino que, además, la glicirricina incrementa la penetración del fármaco en la piel.

Ácido Hialurónico: Es el agente hidratante más conocido, capta y retiene 1000 veces su peso en agua.

No es tóxico, ni alergénico, ni irrita la piel, no produce reacciones inmunológicas al ser un componente natural de la piel.

Se puede decir que el ácido hialurónico, por su efecto barrera, mantiene la integridad de la piel y protege la zona dañada favoreciendo la recuperación de la piel (cicatrización). Puede ayudar a mantener la integridad de la piel y protege las heridas.