Aftas bucales

INTRODUCCIÓN
 

Las aftas (del griego aphtai, quemadura) son pequeñas lesiones, heridas o úlceras que aparecen sobre la mucosa de la boca. La gran tendencia a recidivar (reaparecer) hace que se les asocie el adjetivo de crónicas.

Las localizaciones más frecuentes son:

  • Mucosa interior de labios, mejillas y su borde.
  • Mucosa lingual y su borde.
  • Mucosa sublingual.
  • Mucosa del paladar.
  • Base de las encías.
  • Raramente en la garganta.

Presentan una serie de características que las diferencias de otras lesiones bucales:
- Úlcera superficial benigna:

  • No sangrante.
  • Única o múltiple.
  • Redondeada u oval.
  • Diámetro de 3 – 8 mm, a veces mayores de 1 cm.
  • Fondo blanquecino amarillento.
  • Rodeada de un borde o halo erimatoso rojizo.
  • Muy dolorosas.
  • No contagiosas y autolimitadas a 14 días.

Las formas de una o más aftas bucales dolorosas, recurrentes a intervalos de días a meses, y por lo general, confinadas a la mucosa blanda de la cavidad bucal se denomina estomatitis aftosa recurrente.